La cerveza Pilsner, un clásico de la República Checa

beer-199650_640

La cerveza Pilsner es una pale lager elaborada originalmente en la ciudad checa de Pilsen, al oeste del país.

Esta cerveza está hecha a base de malta de Moravia, una de las tres regiones históricas de la República Checa, agua y lúpulo tipo Zatec. Su aspecto es claro y su contenido alcohólico varía de un tres a un cinco por ciento.

Hasta el año 1840 la cerveza en esta región era oscura y solía tener una calidad ínfima. Tras varias revueltas, los ciudadanos de la ciudad de Pilsen decidieron fabricar su propia cerveza en una fábrica comunal. Esta cerveza se basó en los métodos de fabricación alemanes de la región de Baviera.

Como consecuencia, los ciudadanos comenzaron a experimentar con cerveza lager de fermentación baja, que daba como resultado una cerveza de mejor calidad y aspecto. La nueva cerveza tenía otra característica fundamental, su conservación era más duradera.

El resultado final se presentaría en 1842 y se desarrolló por medio de un cervecero alemán que consiguió dar con un producto que causó sensación desde el primer momento.

El rápido desarrollo de las comunicaciones terrestres en Europa central permitió que la cerveza viajara por distintos países de manera rápida. Para asegurar que se conociera su origen, los fundadores decidieron nombrarla de una manera muy parecida a su ciudad de origen: Pilsner.

La cerveza Pilsner ha sufrido algunos cambios desde que apareciera a mediados del siglo XIX, aunque la receta sigue inalterable. Los métodos modernos de refrigeración, por ejemplo, permiten que la cerveza ya no deba reposar en cuevas, sino que son contenedores refrigerados los que hacen que el líquido conserve todas sus propiedades. Si bien este cambio de método no se llevó a cabo hasta el año 1993.

Las modernas Pilsner son cervezas suaves y claras, aunque el tono del líquido depende del tipo de variante de la cerveza. El aroma y sabor del lúpulo se hace muy presente en todas sus variedades. En la actualidad no solo se fabrican en Pilsen, otras ciudades checas también fabrican su propia marca de cerveza Pilsner, y algunas de las marcas de cerveza más reconocidas internacionalmente optan por centrarse en la receta Pilsner original, dando lugar a variedades de todo tipo, aunque con el mismo origen y aspecto semejante.

La principal marca de Pilsner es la Pilsner Urquell, una cerveza checa que se lleva elaborando desde que se estableció la base de fabricación de este tipo de cerveza.

Si quieres dejarnos tus opiniones puedes utilizar la sección de comentarios del blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *