Cerveza alemana, un país con tradición

german-beer-654453_640

Alemania es el tercer país de Europa que más cerveza consume, con más de cien litros por persona al año. La cerveza alemana es la cerveza europea con mayor tradición ya que, entre otros datos, la primera compañía cervecera del mundo se estableció en este país en el año 766.

La cerveza alemana se considera algo más que una bebida, es parte de la alimentación de los alemanes, por ejemplo, es típico que muchos platos se acompañen obligatoriamente con un tipo de cerveza como guarnición.

En Alemania existen más de 5000 tipos de cervezas, debido a que es un país con gran tradición en la fabricación casera de cervezas. Algunos pueblos o locales concretos fabrican sus propios tipos a granel o en pequeñas producciones.

En el siglo VI a.c. cuando los romanos llegaron a tierras bárbaras, los habitantes de éstas tierras ya fabricaban cerveza fermentando cereal. En la actualidad la base de todo tipo de cerveza alemana la componen tres tipos diferentes: Pilsen, Weizenbier y Altbier.

  • Pilsen: Es originaria de la República Checa. Es una cerveza rubia y con bajo contenido en lúpulo, por lo que se la considera una cerveza suave. Contiene poco contenido alcohólico y su consumo es el más popular.
  • Weizenbier: Se elabora con levadura de cebada a altas temperaturas. Se suele tomar con un añadido de almíbar para endulzarla y es muy típica del sur del país.
  • Altbier: Se elabora al elevarse la fermentación a la parte superior de líquido. Tiene un sabor amargo debido al añadido de lúpulo.

Las cervezas con fermentación alta son del tipo ale británico. Suelen tener un tono oscuro y más contenido en alcohol. Son los casos de la Weizenbier y la Altbier. Por el contrario, las cervezas tipo lager tienen una fermentación baja como en el caso de Pilsen.

Entre las costumbres que afectan al consumo de cerveza en Alemania se encuentra el añadido de componentes dulces como almíbares o el acompañamiento de la bebida con hortalizas como el rábano. Otros añadidos típicos son el jugo de limón y el pimentón, ingrediente que potencia el sabor de la cerveza.

Alemania tiene sus propias fiestas cerveceras. La más conocida es el Oktoberfest, una fiesta que comienza n Munich a mediados de septiembre y se alarga tres semanas. El Starckfest, otro festival muy popular, celebra el consumo de ésta bebida y la fabricación de las primeras cervezas fuertes de la temporada.

Si quieres dejarnos alguna opinión puedes hacerlo en la sección de comentarios del blog, y si tienes la suerte de acudir a alguno de los festivales no te olvides de pedir una cerveza en alemán: Ein Bier, bitte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *