La cerveza ale: características y tipos

highland-brewery-171132_640

La cerveza ale es toda aquella cerveza que se produce por medio de fermentación alta, es decir, en su parte superior, a diferencia de las cervezas lager, cuya fermentación se produce en su zona baja.

Durante el proceso de fermentación la levadura se eleva hasta la superficie del líquido durante varios días, antes de volver al fondo, lo que hace que el resultado sea muy diferente del que resulta de una fermentación habitual o baja. Para que esto sea posible se utiliza una levadura especial llamada Saccharomyces cerevisiae, una levadura muy peculiar respecto a las demás, y que se comporta de manera diferente ante determinados líquidos.

Las ales suelen fermentar ante temperaturas entre quince y veinticinco grados, por lo que el proceso no requiere de material especialmente tecnológico, basta muchas veces con la temperatura ambiente para que el proceso se lleve a cabo.

Las ales son un tipo de cerveza muy típico de las islas británicas, de hecho, es la cerveza más consumida en Gran Bretaña y es producida desde grandes fábricas hasta de manera casera. Ésta cerveza se sirve a una temperatura templada, a partir de doce grados, por lo que no es muy popular en países mediterráneos, debido a su tradición de servir cervezas preferentemente frías.

Las ales tienen un conjunto de características similares tales como aromas afrutados y sabores similares. Las variedades de cerveza ale más conocidas son las siguientes:

  • Bitter: En realidad es un término inglés que significa literalmente amargo. Éste concepto identifica las ales con más lúpulo, así que le da un carácter fijo. Su color es muy variado y suelen tener un contenido alcohólico alto, variando entre los tres y medio y cinco grados y medio.
  • Cask ale: Éste tipo de cervezas sufren un segundo proceso de fermentación, por lo que los sedimentos maduran durante más tiempo. Las cask ales suelen servirse directamente con los sedimentos, por lo que adquieren un sabor muy intenso y peculiar.
  • Indian Pale: Durante el Imperio Británico la demanda de ale sufrió un gran aumento, pero la calidad de la cerveza tras viajar durante seis meses era deplorable. Así, se desarrolló una cerveza con más alcohol y lúpulo, un conservante natural. La Indian Pale es fuerte, con gran contenido alcohólico y fuerte contenido en lúpulo.
  • Mild ale: Es una cerveza oscura con bajo contenido alcohólico y poco lúpulo. Éste tipo de cervezas son suaves en contraposición a las bitter. Su contenido alcohólico se sitúa normalmente entre un tres y cuatro por ciento.
  • Stout: Es uno de los productos más consumidos y conocidos. Las cervezas stout son oscuras, incluso negras, con un sabor muy dulce y tostadas. El resultado es muy cremoso y normalmente con un contenido alcohólico muy bajo. La popular cerveza irlandesa Guinness es una cerveza de este tipo, una stout oscura y cremosa. La fermentación de este tipo de cerveza es alta y su color viene de la cerveza tostada con la que es fabricada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *